Moda de transición



Mientras las temperaturas varían y empezamos a sentir un poco de frío por las noches, los avances de temporada invaden las tiendas de ropa, con propuestas más abrigadoras para los días que se vienen. Y es ahí donde surge la interrogante: ¿Ya es tiempo de llenar mi closet con prendas de la temporada otoño-invierno?


Es cierto, oficialmente el verano terminó, pero hay que tener en cuenta que el clima varía de una temporada a otra en un lapso de tiempo, en un mes aproximadamente, y es ese período de tiempo al que llamamos temporada de transición.


Las temporadas de transición son mis preferidas, pues es una época en la que puedes mezclar prendas de invierno con las de verano, es como vivir ambas temporadas en una sola; estar de día en verano y de noche en invierno, o de verano e invierno todo el día.


A diferencia del hemisferio norte, nuestra temporada de transición de verano a otoño, es más calurosa, como una continuación del verano con un poco de frío, generalmente por las noches; por ello resulta desatinado proponer outfits para el día que tengan trench o casacas, eso dejémoslo para el invierno.


Para tener una idea de qué prendas usar y cómo llevarlas, a continuación les presento algunos outfits:



En estos cuatro outfits encontramos varias prendas básicas de moda de transición con mucha influencia del verano, muy cómodos y acertados para usarlos por las mañanas calurosas. Y si les agregamos un cardigan, chaleco o jersey (segun el outfit), conseguimos el look perfecto para las noches, que afortunadamente no suelen ser muy frías en esta temporada.



Cuando queremos algo para llevar arriba por las noches o cuando hace frío, pensamos en una prenda que nos abrigue pero lo suficiente como para no terminar sudando. Las alternativas perfectas son los cardigans, un clásico de las temporadas de transición, pero si no queremos uno, podemos optar por los polos manga larga.



Pero si buscas un estilo más casual, estos outfits son perfectos. Si optas por un blazer, recuerda que debe ser delgado y no olvides que remangando el pantalón tienes un plus en tu look.


¡Bienvenidos a la temporada verano-otoño 2011!


No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.