Combinando dos prendas de punto en un mismo outfit

Las prendas de tejido de punto son un básico del invierno, tanto así que es inconcebible que una persona no tenga al menos una prenda o accesorio de punto en su closet. Quizá la tienes de algodón o de lana, en chalinas o sweaters, de punto grueso o delgado, hecha por tu mamá o comprada en una tienda... Sea como sea, estoy seguro de que tienes al menos una prenda de tejido de punto y, como esta temporada es perfecta para usarlos, quiero que veas cuatro ejemplos de cómo combinar dos prendas de punto en un solo outfit teniendo como prenda básica al sweater.


Antes de empezar con el primer look, tienes que saber que lo más importante al momento de combinar dos prendas de tejido de punto es que exista una diferencia de texturas entre éstas; osea, por nada del mundo ambas prendas se deben mimetizar al punto de parecer una sola, para esto también puedes jugar con el contraste de colores. La idea es que ambas prendas se luzcan juntas pero no revueltas.

Dicho eso, empiezo con el primer look, que no es nada del otro mundo: un sweater y una bufanda. Solo ten cuidado al elegir el sweater, pues éste tiende a crear un efecto visual de volumen si te queda grande, lo cual no es nada favorecedor, así que procura que sea de tu talla, ni una talla más, ni una talla menos.


Pero si lo que buscas es algo más abrigador ¿qué tal un sweater con un cárdigan? Solo trata de que si uno es de tejido grueso o mediano, el otro sea de tejido delgado, para no crear mucho volumen, después de todo en Lima no hace demasiado frío como para necesitar abrigarse más. Combina texturas y agrégale un poco de color de temporada como el camel y juega con las tendencias como el cardigan de cuello doblado. Combina colores y prints para que se note que llevas dos prendas distintas y una no opaque a la otra.


Esta es una de mis favoritas: sweater + cardigan XL. El outfit muestra claramente cómo podemos combinar una prenda de punto grueso con una de punto delgado. Súper abrigador y perfecto para los días más fríos.


Y este look es parecido al primero, pero con un blazer encima del sweater, ahora sí jugamos más con las texturas y contrastes. Y si te aburriste de usar la bufanda siempre de la misma manera, pues innova! En un post anterior ya les había comentado que el secreto para llevar bien una bufanda es haciendo que ésta tenga movimiento y que se luzca por sí sola.

Para terminar solo quiero decirte que no te limites con los ejemplos que te di, innova y combina más prendas de tejido de punto, de acuerdo a las que tengas en tu closet, pero ten en cuenta los tips de este post para hacerlo acertadamente!
Con tecnología de Blogger.