Business casual


La ropa para ir al trabajo ha cambiado últimamente, dejando de lado el traje para dar paso a un estilo más casual con el que podamos sentirnos más cómodos y, sobre todo, tengamos cierta libertad para elegir qué ponernos.

El dress code para el trabajo va a depender mucho del tipo de la empresa para la que trabajes y del cargo que tengas, sin embargo existe un código de vestimenta que se solicita con mayor frecuencia en las empresas: el business casual. En este post quiero mostrarles algunas reglas y tips de este dress code, para que vistas acertadamente en la oficina y lo hagas con estilo.

Para empezar, quiero que quede claro que por más casual que vistas en la oficina, siempre vas a tener que necesitar un traje, ya sea para una reunión importante con clientes, con tu jefe o cualquier situación que lo requiera (prometo explicar más sobre el tema en otro post). Pero para los días "normales" de trabajo, tenemos muchas posibilidades para armar un look business casual.


Las camisas son básicas, nunca pueden faltar en tu ropa de trabajo. Puedes optar por las de color entero, de rayas delgadas o de cuadros sutiles, solo recuerda que mientras menos llamativas, mejor. Cuando no lleves una corbata, abotónalas prudentemente, no se trata de mostrar tus pectorales ni el poco o mucho vello que tengas en él, basta con dejar el último botón libre, pues si no estás usando corbata puede que no tenga mucho sentido abotonarlo.


Puedes usar pantalones de vestir, chinos o khakis, dependiento de la empresa en la que trabajes. Solo recuerda que el tipo de pantalón que uses debe verse como parte de tu ropa de trabajo y no como unos pantalones del día a día. Nada de pantalones arrugados, sucios o muy grandes; los pantalones te deben favorecer y deben proyectar, en la medida que el estilo del pantalón lo permita, una imagen más elegante de ti.


El uso de sweaters, casacas, blazers, cardigans o abrigos es importante para la temporada invernal. Con respecto a los sweaters, los de cuello V son los favoritos de las camisas, puedes usarlos solos o debajo de un blazer o casaca. Recuerda que las casacas y cardigans pueden llegar a ser muy informales así que, si vas a usarlos, elige uno de colores discretos y con un diseño sobrio. Y no olvides que con un blazer complementarás tu outfit perfectamente, lo mismo que conseguirás con un abrigo.

Y, como se trata de un estilo business casual, es obligatorio el uso de zapatos, así que te vas olvidando de las zapatillas, pues no hay manera que las uses bajo este dress code por más casuales que sean.

Los complementos como las bufandas o corbatas, y accesorios como maletines o bolsos (pero nunca mochila)  van a jugar un papel importante en tu outfit, siempre y cuando no pequen de extravagantes ni llamativos. En cuestiones de trabajo es preferible ser un poco "conservador" y mostrar una imagen más sobria, pero siempre llevando nuestro look con estilo, recuerda que estás yendo a una oficina, así que tu lado más atrevido te lo guardas para otro momento.

Para terminar, quiero aclarar nuevamente que, si bien es cierto, el business casual se rige básicamente por lo mencionado en este post, en cada trabajo este dress code puede variar un poco, por eso antes de arriesgar, pregunta a tu jefe o encargado de tu área sobre el dress code de la empresa, o en todo caso puedes saberlo viendo cómo visten tus compañeros de trabajo (aunque no te lo recomiendo del todo, porque muchos abusan y parecen ir uniformados todos los días).
Con tecnología de Blogger.