Cuando el eje de tu look es una prenda

Hace rato que empezó la primavera pero aún se sienten los estragos del invierno, sobre todo por las noches. Por eso quiero proponerte este look que me parece perfecto para las noches frías o cualquier momento en el que el frío te obligue a salir abrigado de casa.

A continuación te doy algunos consejos para que consigas con éxito un look así.


Cuando te pones un cárdigan (o cualquier otra prenda) fabuloso como éste, solo tienes dos opciones: o complementas tu look con prendas básicas que pasen a un segundo plano o lo haces con prendas que quizá no le quiten el protagonismo pero se harán notar y no quedarán opacadas.

Optar por la primera opción es ir por lo seguro, mientras que hacer lo segundo podría resultar, incluso, un poco arriesgado, por eso cuando tienes una prenda que por sí sola te arma el look, es mejor no "hacerle la pelea" con otras porque vas a conseguir hacer un circo de tu outfit, es mejor ver qué colores combinan con el ésta y a partir de ello crear contrastes ligeros, por ejemplo, en el look de arriba esa tonalidad del pantalón es perfecta, hace que éste no pase desapercibido, pero tampoco llama la atención de manera desproporcionada. Al fin y al cabo el eje de nuestro outfit es el cárdigan y es en torno a éste que debemos armar el resto del look.

Los zapatos marrones le dan un ligero contraste en la parte inferior, dejándose notar lo suficiente como para que no te suceda que te te pusiste tu zapato favorito, pero nadie lo vio.

Qué dices... ¿te atreves a crear un look parecido?

Con tecnología de Blogger.