A la universidad con estilo


Para muchos, el elegir la ropa para la universidad/instituto es tan simple como vestir lo mismo que te pondrías para pasar un día en casa viendo películas. Y es que es cierto, cuando uno piensa en ir a estudiar, en todas las horas que va a estar sentado en una carpeta o movilizándose dentro del campus por algún trámite o trabajos, y en el trajín de ir y regresar a casa, lo que más quiere es sentirse cómodo con lo que va a llevar puesto todas las horas que le esperan fuera de casa, y eso está bien, lo que no está bien es que el "vestir cómodo" se convierta en vestir "uniformado" (léase: jeans sueltos, zapatillas anchas, poleras y polos surfers/skaters todos los días) o no tomarle importancia a la ropa para la universidad.

Si, además, tenemos en cuenta los planes adicionales que pueden surgir en un día univeritario (ir luego al cine o a tomar algo con los amigos, encontrarse con la enamorada, reunirse con compañeros para hacer trabajos...), tenemos más motivos para dedicarle un poco más importancia a la elección de nuestros outfits.

Entonces, no sólo buscamos ropa que nos haga sentir cómodos, sino que, además, necesitamos armar looks versátiles. ¿Cómo? A continuación te propongo algunas ideas:


Una camisa denim será uno de tus mejores aliados para la universidad. Si es tan versátil como la de la foto superior, mejor, porque así nos servirá para muchas ocasiones más. Combínalas con tus jeans favoritos de una tonalidad distinta y con un calzado como unas desert boots o algo aún más informal como unas zapatillas (dependiendo de tu estilo). Agrégale un detalle a tu look remangando tus jeans y el puño de tu camisa. Si hace frío apuesta por los accesorios como bufandas o por alguna casaca o cardigan.


¿Te gusta la combinación denim+denim, pero buscas algo aún más informal? Prueba con llevar un polo estampado debajo de una casaca o camisa abierta. Agrégale unas zapatillas de cañas altas y mete la basta de tus jeans dentro de ellas (con unos pantalones lo suficientemente ceñidos, este detalle queda perfecto).


Otra idea es partir de lo básico: polo + jeans + zapatillas, y agregarle detalles como la ausencia de medias y la basta remangada para marcar tu estilo. Además, podemos inyectarle un poco de color en el calzado (como en la foto superior) o alguna otra prenda. En temporadas de transición, no olvides de agregarle un cardigan ligero para que alivie del frío cuando lo necesites.


Y si hace más frío, un cardigan de punto grueso nos servirá de mucho. Esta vez apostamos por las tonalidades térreas y grises, por las botas y por un look más relajado que el anterior. Si se acomoda a tu estilo, prueba con un outfit parecido.


Este es otro look muy básico y, como ya te lo expliqué antes, cuando vamos a usar algo así debemos preocuparnos en los detalles para destacar con estilo. ¿Qué tal unas medias de color que se luzcan por sí solas? ¿O un poco de color o estampado en alguna otra prenda? ¿Y qué me dices de la gorra tejida y la mochila con detalles tribales? Tal vez esos sean los detalles que necesitas, tómalos en cuenta.


Los pantalones cargo están de regreso, pero con una silueta más ceñida. Éstos resultan perfectos para la universidad, porque son muy informales y su nueva silueta los hace ver más modernos. Con botas quedan perfectos, y si le agregamos un polo básico, una chompa con un entalle preciso (nota cómo se introduce la parte delantera dentro del pantalón para lucir mejor la correa) y algún accesorio como un sombrero de ala corta, tenemos un look con mucho estilo, perfecto como para que salgas luego de la universidad con tu enamorada, por ejemplo.


Otra opción son las camisas tipo leñador (con capucha o no, tú decides), llevadas sobre un polo y combinadas con unos pantalones cargo (nuevamente de corte ceñido) y una botas. ¿Notas cómo el corte del pantalón le da una imagen más estilizada a este look urbano? Y no sólo el corte, sino que el pantalón está en su sitio, y no a media nalga (como es muy común ver en jóvenes limeños), y eso aporta mucho al look.


Ahora vayamos con una prenda que me encanta: la casaca de cuero. Esta vez la usamos sobre una camisa de cuadros y la combinamos con jeans y zapatillas. A este look lo veo perfecto para las clases de los viernes por la tarde/noche, pues funciona muy bien para reuniones que pueden surgir como ir a hacer "los previos" con tus amigos.


Y ahora, algo más sport, nuevamente en un look básico, pero esta vez apostamos por el color y por un "detalle" en la cabeza: el gorro tejido.


Por último, nuevamente jugamos con las tonalidades térreas, ahora en un outfit que tiene como protagonista a un abrigo corto y muy informal, en un look relajado, perfecto para los días más activos en la universidad.

Recuerda que estos looks son versátiles, así que fácilmente pueden adaptarse a situaciones distintas de la vida universitaria (si ya no eres universitario, tómalos en cuenta para tus outfits del día a día).

Ahora cuéntame, ¿qué outfits se acomodan mejor a tu estilo?
Con tecnología de Blogger.