¿Cómo llevar un sweater cuando no lo usamos?


Es muy frecuente en las temporadas de transición: saliste de casa con tu sweater puesto y de repente salió el sol, así que no te queda otra opción que quitártelo y... ¿amarrártelo a la cadera? ¿llevarlo en el brazo? ¿echártelo al hombro? Sí, son muchas las opciones, pero ¿cuál es manera correcta de llevarlo en estos casos?

Existe una manera apropiada de hacerlo sin tener que exhibirlo como un accesorio: en tu bolso. Pero como no siempre llevamos uno en nuestra rutina diaria, existen otras opciones tentativas que nos invitan a hacerlo, pues, después de todo, de alguna manera tenemos que llevarlo.


Amarrado a la cadera
A menos que seas un universitario con alma de rockstar o un "eterno adolescente", llevar el sweater de esta manera no debería pasar por tu cabeza nunca. No es bueno para tu imagen de un hombre con estilo y tampoco lo es para tu sweater (todos alguna vez lo hemos hecho y somos testigos de cómo se va dañando cada vez que estiramos las mangas para ajustar el nudo).


Cogido de la mano
Una manera de llevarlo que implica tener una mano totalmente ocupada y que, además, visualmente resulta un poco descuidada. Y es que coger un sweater como si de una toalla para manos se tratase, dice mucho de ti.


Colgado en el antebrazo
Es una versión más estilizada de la anterior, que si bien continúa mostrando una imagen de "debí haber dejado esto en casa", no deja de ser una alternativa apropiada en situaciones informales. Cuando optes por este estilo, no olvides llevar tu sweater siempre sobre el brazo izquierdo, así evitarás situaciones incómodas al tener que cambiarlo de un brazo al otro cuando tienes que saludar a tus amigos.


Sobre uno de los hombros
Es otra manera tan despreocupada de llevarlo en la que el sweater se ve como cualquier cosa menos como lo que es. Es probable que lo hayamos hecho en más de una ocasión, porque necesitábamos tener las manos libres y lo más fácil que se nos ocurrió fue echarlo al hombro por un momento, pero ¿hacerlo intencionalmente para llevarlo así en tu rutina diaria? No tiene sentido.


Amarrado sobre los hombros
Una manera que resulta muy preppy y que aporta un toque de estilo clásico a lo que llevamos puesto. Es apropiado siempre que se haga con naturalidad; es decir, que el sweater no se vea rígido ni como si nos hubiésemos pasado dos horas acomodándolo, a menos que quieras verte como "el chico correcto de la clase".

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.