Los tarjeteros...


Recuerdo que hace un par de años, no le encontraba sentido a los tarjeteros o cardholders. Los veía en algunas tiendas y me preguntaba si en verdad alguien invertía en ellos y, más aún, si los usaba. Era inevitable compararlos con su "hermana mayor": la billetera, al fin y al cabo es lo que más usamos y a lo que estamos más que acostumbrados.

Luego de que me regalaron mi primer tarjetero, me sentí un poco obligado a encontrarle un uso factible, sobre todo porque no pensaba desprenderme de él ya que es un tarjetero de cuero precioso. La idea que tenía sobre su uso se restringía a ocasiones cuando uno lleva un traje, sin embargo, ahora tengo muy claro que lo puedo usar casi siempre.


¿Te ha pasado que has salido a una fiesta y llevas tu billetera tan gorda que te incomoda, y todo en vano porque en realidad, de todo lo que llevas, solo usas una tarjeta, tu DNI y un par de billetes? ¿O que cuando usas un traje, un bulto nada elegante sobresale de tu bolsillo trasero a causa de tu billetera? En situaciones como estas es donde la famosa frase "menos en más" se vuelve una regla de oro y donde el tarjetero se convierte en una necesidad.

Úsalo siempre que vayas a portar unas cuantas tarjetas o documentos contigo y necesites un poco más de libertad en tus bolsillos, verás cómo la simplicidad de este accesorio te facilita la vida...




Y tú, ¿los has usado alguna vez?
Con tecnología de Blogger.