Must have: El peacoat


El peacoat es un abrigo básico del armario masculino, una prenda con más de trescientos años de historia que hoy está más vigente que nunca y que, además, se ha convertido en la favorita de diseñadores y streetstylers para esta temporada... Un básico que esta temporada es mucho más que un básico.

Su orígenes se remontan al siglo XVII, a cuando las marinas de guerra europeas lo incluyeron en su uniforme, para luego ser adaptado también por los norteamericanos y, para la década de 1720, ser convertido en una prenda más del armario masculino. El peacoat fue originalmente azul marino, razón por la cual, cuando hablamos de un peacoat básico, siempre pensamos primero en un azul marino, incluso antes que en un negro.

En la década de los 60, volvió a ganar protagonismo gracias al movimiento mod, protagonismo que posteriormente decreció pero que nunca desapareció, pues el peacoat pasó a convertirse en una prenda invernal básica del vestir masculino.


Su diseño original no dista mucho del actual. Sus dobles y amplias solapas, su botonadura cruzada y su largo se han mantenido a través de los años con leves variaciones, quizá lo que más ha variado, además del corte y colores, han sido los bolsillos laterales, pero todo eso es parte del proceso de evolución de esta prenda.

John Richmond - Fendi - Gucci
Hoy vivimos un nuevo revival del peacoat. Importantes firmas como Gucci, Versace, Fendi, Corneliani y John Richmond han ayudado a devolverle el protagonismo a esta mítica prenda y junto con el street style, nos han demostrado que el peacoat hoy ha "regresado" más versátil que nunca (y esa es una razón más para no dejar de usarlo esta invierno).


A diferencia de otros abrigos, como un trench coat o un Mackintosh, el peacoat resulta mucho más funcional, adaptándose fácilmente a un look de oficina como a uno para la universidad. Y es que esta prenda puede ser tan formal o informal como tu lo prefieras, todo depende de cómo la combines. Lo mejor es que aún en tus looks más informales, el peacoat siempre le dará un toque de estilo a lo que llevas puesto, además, al ser éste un abrigo corto, no representa mayor problema para quienes somos de baja estatura.

A continuación te muestro algunas ideas informales para llevar el peacoat que te pueden servir siempre. Si quieres, cambia las desert boots por unas zapatillas y verás cómo funcionan perfecto para tu día a día:







¿Una idea más? Mira el último outfit post que hice aquí.

Si aún no tienes el tuyo, no lo pienses mucho que el peacoat es un básico que debes tener en tu closet. Aprovecha que los descuentos están a pedir de boca y adquiere el tuyo (o los tuyos).
Con tecnología de Blogger.