Ideas: El cardigan


Con el inicio oficial de la primavera, hemos entrado en una temporada de transición que, como siempre, nos hace pensar dos veces antes de elegir lo que usaremos cada día. Uno no sabe si hará frío o si, de repente, el gris cielo limeño se despeja y sale un sol que nos obliga a sacarnos el exceso de prendas que tengamos encima y luego, de la nada, todo se nubla y es invierno otra vez. Qué complicado, ¿no?

Afortunadamente, para estos días en los que las temperaturas empiezan a subir (de a pocos pero suben) y el frío cada vez se hace menos intenso, existen los cardigans, esas chompas abiertas que abrigan lo suficiente. Los cardigans son prácticos, pues si hace frío, los llevamos abotonados y listo, si hace calor, los llevamos abiertos, y si hace mucho calor, nos lo quitamos muy fácilmente (comparado con una chompa cerrada, que resulta más incómoda de quitarse y ponerse a cada momento que al clima de Lima le entren sus caprichos).

A continuación te muestro algunas ideas para usarlo:


Para la universidad, sobre una camisa informal o un polo de piqué, con tus jeans favoritos y botines o zapatillas de cañas altas... ¿Te das cuenta cómo se puede conseguir un look juvenil de lo más informal sin necesidad de recurrir al típico "polo estampado + polera con capucha + jeans + zapatillas skaters"?


Y si eres friolento, confía en el cardigan más grueso que tengas, y si tiene los botones hasta el cuello, mejor. Lo importante es que te sientas cómodo cuando lo uses y no andes pasando frío por la vida. Combínalo con unos jeans que contrasten, elige el calzado de acuerdo al color de tu cardigan y listo.


Para la oficina este look es perfecto. Estira la basta el pantalón y estarás listo para un casual friday o cambia el polo por una camisa de color sólido y tendrás un look para ir a la oficina un día cualquiera y para su respectivo after office. Recuerda que un cardigan puede ser un buen sustituto para un blazer en temporadas cálidas.


Este look es muy parecido al anterior, solo que ahora es con jeans. Ya no es como para la oficina, éste es más como para salir al cine con tu enamorada o salir a almorzar con la familia un domingo. De hecho puedes usarlo en mil situaciones, pues es muy informal. 


Nuevamente nos encontramos con un look en el que basta con cambiarle el pantalón para adecuarlo a diferentes situaciones. Ésto gracias a que el cardigan tiene un diseño poco informal. Es del tipo de cardigans que le darán un plus hasta a tus looks más informales.


¿Algo más básico y versátil? Prueba con un polo simple + un cardigan básico + unos jeans. El secreto está en usar zapatos en vez de zapatillas, pero no cualquier zapato, apuesta por uno con un diseño moderno, unos de suela de color resultan perfectos. 


Y si quieres darle más protagonismo a tu cardigan, uno con estampados o detalles es ideal para darle un toque juvenil y divertido a tu look. Recuerda que si usas un cardigan que de por sí puede resultar llamativo, lo mejor es complementar tu look con prendas de colores enteros y suaves, así te evitas correr riesgos.

Hay mil forma de usar los cardigans, ¡tú decides cómo hacerlo!

Cuéntame, ¿cuál es tu look favorito?
Con tecnología de Blogger.