Tendencia FW/14: Cuadros sofisticados


De rayas a cuadros. Esta temporada, la moda vuelve a dar un giro de 180° y aleja de nosotros a los estampados de rayas que dominaron el verano para dar paso a una explosión de cuadros que será indispensable en nuestro armario este invierno. Los cuadros se llevan en todo y de mil maneras, pero la tendencia esta temporada apunta a llevarlos en nuestras prendas más sofisticadas, partiendo de trajes hasta llegar a abrigos y camisas.

Si cuando pensabas en prendas a cuadros lo primero que se te venía a la mente eran camisas tipo leñador o looks de estilo grunge, esta temporada todo cambiará, pues lo primero en lo que pensarás será en trajes.

Tommy Hilfiger     -     E. Tautz     -     Lanvin
La sastrería masculina evoluciona de acuerdo a las necesidades del hombre y, hoy en día, estas necesidades van más allá de una buena tela o acabados perfectos, ahora los hombres también buscamos trajes con buenos diseños, pero que no pierdan ni una pizca de su elegancia, y eso es precisamente lo que la moda nos propone esta temporada, nos da toda una variedad de trajes a cuadros, dejándonos muy claro que ésta es la mejor manera de llevarlos este invierno.

En la temporada de fashion weeks FW/13-14, quedó en evidencia que este invierno el print protagonista sería el de cuadros. En Londres, Tom Ford presentó una colección íntegramente de sastrería en la que los cuadros, en sus diversos estilos, fueron los absolutos protagonistas; E. Tautz también le dio mucha importancia a estos patrones en su colección, aunque lo suyo fue más el jugar con las dimensiones del tartán. Al igual que éstas, hubieron más firmas británicas que dejaron claro que en cuanto a cuadros tienen mucho que ofrecernos, pues su tradicional sastrería está muy ligada a los trajes Príncipe de Gales.

En Milán, París y Nueva York tampoco faltaron colecciones con apuestas sólidas hacia este print. Valentino destacó por desplazar a su ya famoso camo print por elegantes cuadros, John Varvatos por la sutileza con la que incorporó este print en su colección y Tommy Hilfiger por volverlos muy preppy.

Este invierno no hay excusas para no usarlos, pues hay cuadros para todos los gustos y estilos:

Versace     -     Tom Ford
Los trajes Príncipe de Gales son una de las opciones "a cuadros" más elegantes. Su versión gris es la más tradicional y la más usada. Mientras los cuadros sean más sutiles y la tonalidad gris no tan clara, se verá más sobria y podrá encajar perfectamente hasta en la situación más formal. Sus versiones grandes y más notorias, a lo Versace, le suman modernidad a tu traje, pero no por eso dejan de ser elegantes. Otra opción que hablará muy bien de ti, y de tu estilo, son los Príncipe de Gales que incluyen finas líneas de un color distinto en sus cuadros, son detalles perfectos que rompen sutilmente la monotonía de este print. ¡Apuesta por este tipo de cuadros y dale un toque british a tus looks más elegantes!

E. Tautz     -     Hardy Amies
Una alternativa muy sobria, para quienes no se animan a incluir prints en sus trajes, son los cuadros muy finos, casi imperceptibles. Éstos son también ideales para quienes tienen sobrepeso, pues son la manera más efectiva de usar cuadros y no caer en el efecto voluminoso que éstos puedan generar en ti.

Louis Vuitton     -     Tom Ford
También puedes optar por los cuadros más definidos, que te ofrecen el equilibrio ideal entre lo moderno y lo formal que puedes necesitar en un traje como para la oficina.

Ports 1961     -     Bottega Veneta
Los cuadros menos definidos son los más arriesgados y menos comunes, deben reservarse para situaciones informales u ocasiones en las que tengas la libertad de vestir creativamente (un cocktail o un evento de moda te dan licencia para ello).

Valentino     -     Moschino
Los cuadros escoceses en un traje pueden resultar muy arriesgados dependiendo de la combinación de colores que se utilice en éstos. Son una opción muy moderna y juvenil, no recomendables para personas con sobrepeso.

Ralph Lauren     -     Tom Ford
Como lo comentaba al inicio de este post, ésta es una tendencia cuya influencia aumenta a medida que se trate de prendas más elegantes; inicialmente parte de lo sartorial pero también influye en prendas como abrigos, blazers, camisas y más. Una manera muy vanguardista de llevarla es combinando cuadros con otros cuadros, el tip para hacerlo con éxito es seguir los pasos de Ralph Lauren: combinar distintos tipos cuadros y en distintos tamaños para que no se sobrecarguen visualmente, haciendo que uno destaque más que los otros. Ya con la práctica podrás conseguir looks más arriesgados, pero igual de sobrios, al estilo de Tom Ford.

¿Te gusta esta nueva versión sofisticada de los cuadros? ¡Anímate a usarlos esta temporada!
Con tecnología de Blogger.