Cuidado facial masculino


La mayoría de los hombres no pensamos en el cuidado de nuestra piel, sino únicamente en la limpieza se ésta, solemos creer que con la ducha diaria y el afeitado ya hicimos bastante, sin embargo, nos equivocamos, pues con jabones comunes no podemos conseguir una limpieza óptima de nuestra piel, además, ésta necesita mucho más que limpieza. No nos damos cuenta, o no estamos enterados, de que el paso de los años, el sol, el estrés, la mala alimentación y el agresivo proceso de afeitado, son factores que influyen en la mala salud y en el proceso de envejecimiento de nuestra piel. Hay quienes, erróneamente, piensan que el cuidado facial es exclusivamente de las mujeres, y hay quienes simplemente desconocen sus beneficios, si alguno es tu caso, presta atención a este post y aprende a cuidar tu piel para conseguir que ésta se vuelva más saludable y con una mejor apariencia, ¡es sencillo!

Antes de hablar de productos y sus beneficios, debemos tener en cuenta que la piel del hombre es distinta de la de la mujer. Nuestra concentración de colágeno es mayor, por lo que nuestra piel es más flexible y más resistente, lo cual hace que nuestro proceso de envejecimiento demore un poco en llegar, sin embargo, a diferencia de las mujeres, cuando el proceso de envejecimiento empieza, en nosotros es mucho más agresivo y acelerado, por ello es importante empezar a cuidar nuestra piel desde ya. Nunca es tarde ni muy temprano para empezar a hacerlo.

Así como seguimos estrictamente nuestras rutinas de gimnasio cuando queremos cuidar nuestro cuerpo, debemos mantener la misma constancia para cuidar nuestra piel. Seguramente, a estas alturas del post ya estás pensando que vas a necesitar pasarte media mañana frente al espejo aplicándote cremas y lociones, pero no, no te preocupes pues sé cuán flojos somos los hombres para esas cosas. A nosotros los gustan las cosas prácticas, así que no te voy a recomendar mil productos, sino los que necesitarás sí o sí, los productos que debes empezar a usar desde hoy, sin importar la edad que tengas. La rutina básica recomendada es la siguiente:



1. LIMPIEZA:

La buena salud de nuestra piel empieza de una correcta limpieza. Y no, no se trata de la limpieza que solemos hacer con jabones de tocador, no, pues para este proceso existen limpiadores específicos que no resecan ni dañan nuestra piel. Con los productos de limpieza facial eliminaremos las células muertas y el polvo, neutralizaremos la grasa y dejaremos la piel lista para recibir y absorber correctamente los productos que usemos posteriormente. La limpieza facial debe realizarse dos veces al día, al levantarse y antes de dormir.

2. HIDRATACIÓN:

Es un paso muy importante, pues está directamente vinculado con la salud de la piel. Una piel correctamente hidratada estará protegida frente a las agresiones externas como la contaminación y el hacerlo diariamente ayudará a prevenir el proceso de envejecimiento o hacer que éste sea más lento. Es fundamental hidratar la piel todos los días después de una correcta limpieza facial, sin importar la edad de cada uno.

3. PROTECCIÓN:

Este es un paso de vital importancia. El sol es el principal causante de enfermedades y envejecimiento de la piel, así que no solo es un tema de belleza, sino que, principalmente, se trata de cuidar nuestra salud. Los dermatólogos recomiendan el uso de bloqueadores todo el año, no solo en verano, pues los rayos ultravioletas también están presentes en invierno. Existen bloqueadores solares para distintos tipos de pieles, así que es importante que pruebes antes de elegir el tuyo. Recuerda que el bloqueador se aplica al final de toda tu rutina de cuidado facial.

4. EXFOLIACIÓN:

Es un proceso de limpieza a profundidad de nuestra piel, necesario para desobstruir los poros. Por ser más agresivo, se recomienda su uso de una (para una piel seca o mixta) o dos (para pieles grasas o muy grasas) veces por semana. Recuerda no realizarlo nunca en el contorno de ojos.

Con estos cuatro pasos tenemos completa nuestra rutina básica de limpieza y cuidado facial, sin embargo, además de éstos existen productos específicos para quienes presentan signos de envejecimiento, que van desde los que sirven de prevención hasta los que combaten arrugas existentes, estos productos deben ser aplicados una vez al día, de preferencia por las noches, reemplazando a la crema hidratante (en otro post te contaré todo al respecto).

Cuéntame, ¿actualmente sigues una rutina de limpieza facial?
Con tecnología de Blogger.