Must Have: Chelsea Boots


Conforme el corte de nuestros pantalones ha ido cambiando y empezamos a usarlos más ceñidos que antes, nuestro calzado ha ido ganando más protagonismo. Atrás quedaron las épocas en las que la basta del pantalón cubría casi la mitad de tus zapatos, ahora nuestros pantalones de corte slim no nos permiten hacerlo, pues queramos o no, éstos se quedan a la altura de los tobillos. Ahora nuestros calzados se lucen en su totalidad, y he ahí el motivo de la mayor importancia en sus diseños que le están dando últimamente las marcas, las cuales apuestan por diseños cada vez más novedosos y crean/reinventan tendencias constantemente.

Para esta temporada, la moda nos trae de vuelta a un calzado clásico con mucha onda mod, unos botines de diseño minimalista y esencia british: las Chelsea boots. Son el calzado perfecto para este invierno, los botines que vas a querer usarlos con todo, pues son totalmente versátiles y se ven tan bien con tus jeans favoritos hasta con tu ropa de oficina. Las Chelsea boots son ideales para usar con pantalones ceñidos o ligeramente ceñidos y pueden funcionar con los de corte recto siempre que se cuide el largo de la basta.


Hagamos un poco de historia... Las Chelsea boots tienen orígenes victorianos y fueron usadas inicialmente para montar caballo, sin embargo, recién en la década de 1950 adquirió ese nombre y empezó su camino hacia la popularidad que alcanzaría su nivel máximo en los 60's. Fueron los botines favoritos de The Beatles y de los mods, un movimiento juvenil que influenció de manera directa en la moda de la época, quienes solían usarlos con trajes a medida. Bastó con que ellos decidan usarlos para que estos botines alcanzaran mucha popularidad y se convirtieran en un calzado básico de la época.

Lanvin     -     Burberry Prorsum
Hoy, como hace 50 años, las Chelsea boots están gozando de popularidad gracias a firmas como Burberry Prorsum, Saint Laurent o Lanvin, quienes nos la han traído de regreso, en algunos casos reinventadas y, en otros, muy pegadas a su diseño clásico, lo cual ha aportado mucho para que hoy estos botines sean muy versátiles y puedan ajustarse a todos los estilos.

¿Cómo usarlos?


Para nuestro día a día y de una manera totalmente juvenil, a lo Harry Styles (a quien nunca he visto con un calzado que no sea éste). Acá no hay mucho que pensar, solo reemplaza tus zapatillas o zapatos que sueles usar en tu día a día por unas Chelsea boots y listo.


Para salir a una fiesta o a tomar un trago un fin de semana. Tampoco hay mucho que decidir, solo recuerda optar por uno en un color bien oscuro y de preferencia de cuero, y nada de gamuza, pues uno nunca sabe cuándo se le puede caer el trago a alguien y nos malogre los botines.


Para la oficina, haciendo que tus botines sean los protagonistas. Apuesta por el juego de capas en la parte superior para facilitarte el ponerte o quitarte las prendas conforme tengas más o menos frío.


Con un traje, para situaciones no tan formales. Esta combinación es muy propia de los 60's y una tendencia que está tomando mucha fuerza este invierno. Recuerda prestarle mucha importancia a la basta de tu pantalón, pues es muy probable que ésta deba terminar un poco más arriba que cuando usas tu traje con zapatos, así que el terrible efecto de acordeón en la basta puede aparecer y hay que evitarlo.

Como ves, las Chelsea boots pueden adecuarse a mil situaciones, solo es cuestión de animarse a usarlas y disfrutar sus beneficios, pues no solo se ven bien, sino que nos estilizan un poco, ya que al tener un ligero taco, ayudan a hacernos ver más altos (muy recomendado para bajos o quienes tienen sobrepeso).

¿Te animas a usarlas?
Con tecnología de Blogger.