La nueva identidad de Z Zegna


Z Zegna nació en el 2003 con el propósito de concebir un nuevo tipo de elegancia masculina, permitiéndosele tomar ciertas licencias que Ermenegildo Zegna no podía, como el explorar el lado más juvenil de la sastrería italiana y jugar con los códigos de la vestimenta masculina tradicional, estilo que hasta hoy sigue siendo parte su ADN, pero todo de una manera cuidadosamente adaptada, pues el simple hecho de pertenecer a la familia Zegna ya exige un mínimo de sofisticación en cada pieza.

Hoy Z Zegna, con poco más de diez años en el mercado, es una firma con un estilo sólido y lo suficientemente diferenciado de Ermenegildo Zegna, dejó de ser una sub firma para ser una firma más del grupo italiano. Hoy Z Zegna brilla con luz propia (debo reconocer que me ha pasado un par de temporadas que me ha gustado más su colección que la de la propia Ermenegildo Zegna), pero su crecimiento y posicionamiento entre las marcas top italianas no ha quedado ahí. Esta temporada ha sido la invitada principal de la feria Pitti Uomo y ha aprovechado el haber regresado a Florencia, donde están las raíces de este grupo italiano, y el tener el máximo protagonismo de la pasarela de la feria para sorprendernos a todos con un importante anuncio.




A través de una presentación precedida de un show de baile contemporáneo y un posterior desfile, Z Zegna dio inicio a una nueva era dentro de su historia. A partir del verano 2015, Zegna Sport, la línea deportiva de Ermenegildo Zegna, desaparece para formar parte de Z Zegna. Una fusión de estilos precisa para estas épocas en las que lo deportivo va tomando cada vez más fuerza dentro de la moda. Con esta absorción, Murray Scallon, diseñadora de Zegna Sport pasa a ser co-diseñadora de Z Zegna, junto a Paul Surridge, y su primera colección juntos es la que se acaba de presentar en Pitti Uomo.

La presentación oficial de la nueva Z Zegna la puedes ver en este video:


La nueva colección de Z Zegna nos muestra cómo es el nuevo estilo de la marca, una expresión moderna/deportiva de la tradición italiana, a lo tailoring meets sportswear, que ha sumado una de las características más importantes de Z Zegna: su innovación tecnológica, así, por ejemplo, vemos una fuerte presencia del techmerino, un material que combina las propiedades de la lana de merino en su versión superfina con alta tecnología (dicen que es un material demasiado cómodo, como para no querer quitártelo nunca), y de los tejidos impermeables que, además, regulan la temperatura corporal. Son tecnologías como éstas las que han permitido ir más allá del diseño de prendas y crear híbridos que permiten explotar la nueva dualidad de la marca, híbridos como pantalones que son un intermedio entre chinos y pantalones de vestir, abrigos que parecen el fruto de una fusión entre un cortavientos y una gabardina clásica o camisas con corte de chaquetas.

Debo confesar que desde que vi la colección me he obsesionado un poco con ésta, siento que es una muestra clara de hacia dónde apunta la moda masculina de hoy. Tal como lo dijeron los diseñadores al finalizar el desfile: "el mercado ha evolucionado y con él deben hacerlo las marcas", hoy estamos frente a una época de cambios, gracias a los cuales se está empezando a revalorar el lado tradicional del menswear y al mismo tiempo se está apostando por nuevas ideas y tecnologías que hagan de éste una opción totalmente moderna y funcional para nuestros tiempos, después de todo, en la moda masculina no hay mucho que innovar con respecto a prendas, el blazer que se usaba hace 30 años es, en esencia, el mismo blazer que se usa hoy y que se usará en 10 años, la diferencia estará siempre en los cortes y las nuevas tecnologías aplicadas a éste.

Dicho eso, paso a mostrarte las fotos de la nueva colección de Z Zegna, te advierto que está increíble:














¿Qué te pareció lo nuevo de Z Zegna?
Con tecnología de Blogger.