Tips para usar corbatas


¿Has notado la gran capacidad de atraer miradas que tienen tus corbatas cuando las llevas puestas? Con seguridad, la corbata es una de las primeras cosas que ven de ti. Ya sea clásica o con un diseño divertido, siempre llevar una corbata en tu look la hará la protagonista, no por nada el tan popular halago "!Qué bonita corbata!" no se hace esperar cuando la usamos inteligentemente.

Las corbatas, como parte de nuestros looks elegantes, necesitan más que un diseño novedoso para verse bien. Recordemos que las corbatas son complementos, así que como tales, no deben desentonar con el traje que llevamos puesto, sino todo lo contrario, deben verse como parte del look, de ahí la importancia de elegirlas adecuadamente y llevarlas como se debe. Presta atención a los siguientes tips:


El largo

Cuando usamos una corbata, la longitud de ésta debe terminar donde empieza la hebilla de la correa, ni más arriba, ni más abajo. Y por ningún motivo la pala delgada (la parte de tu corbata que al hacer el nudo se acomoda como una corbata más delgada que va detrás), puede ser más larga que la pala ancha. Es importante que lo único que vean de nuestra corbata sea la pala ancha.

El ancho

Si bien, la tendencia hacia las corbatas skinny es muy beneficiosa para todos, nuestra contextura debe ser la que nos indique cuán delgadas podemos elegirlas. Las de un grosor de 6.5 cm serán nuestro nuevo standard, a esa medida podemos restarle entre 1 cm y 1.5 cm si tenemos un cuerpo atlético o delgado.

El nudo

Las proporciones son importantes al momento de elegir el nudo de la corbata. Un nudo muy grande no será adecuado si llevamos una corbata skinny, ni tampoco lo será un nudo muy pequeño con una camisa de cuello italiano, de ahí que debamos fijarnos primero en el ancho de la corbata y el tipo de cuello de la camisa. Mientras más delgada sea la corbata, el nudo debe tener menos volumen; y mientras más alejadas estén las puntas del cuello de la camisa, debemos optar por un nudo que tenga un poco más de volumen y, por supuesto, una corbata que nos permita hacerlo. Para conocer las opciones de nudos y cómo hacerlas, puedes revisar esta publicación, o ésta otra que nos enseña a hacerlos con videotutoriales.

El ajuste

Es importante que el nudo de la corbata esté ajustado al cuello de la camisa por dos razones: la primera es porque no hacerlo nos da una imagen del eterno fan de RBD, y la segunda es porque así nos aseguramos que el pedazo de corbata que envuelve el cuello de la camisa sobresalga por debajo de ésta, lo cual se vería pésimo.

Combinaciones de camisa y corbata

Si usas una camisa blanca, no tienes de qué preocuparte, pues puedes combinarla con la corbata que quieras. Si no es así, la manera más fácil y segura de combinar una corbata con tu camisa, cuando ambos son de color entero, es mezclando dos tonalidades de un mismo color, la más clara en la camisa y la más oscura en la corbata, tal cual lo vimos en esta publicación. La misma regla aplica si alguna de las dos piezas tiene un estampado muy suave o muy parejo. Sin embargo, cuando hablamos de corbatas y camisas con estampados notorios, como cuadros, paisley o rayas anchas, la regla principal es asegurarnos que ambas piezas compartan al menos un color en común y que los estampados sean de distinto tamaño, haciendo que uno pase casi desapercibido al lado del otro.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.