¿Es M.bo la marca nacional de moda masculina que necesitábamos?


Marcas nacionales de moda masculina hay muchas. Marcas que combinen una buena propuesta de diseño y una calidad bien cuidada con un respaldo económico suficiente para posicionarse a un nivel retail, muy pocas. Y una de ellas es M.bo.

Creditex, una de las empresas textiles más importantes del país, creó M.bo hace cerca de tres años, luego de reestructurar a su predecesora Marc Boehler. A diferencia de otros grupos textiles del país, Creditex apostó por vender moda masculina de verdad. El objetivo, tal vez, fue hacer de ésta una marca con proyección internacional, una marca que a largo plazo pueda abrir tiendas fuera y competir "de tú a tú" con firmas internacionales de su categoría. Y es que para marcas con fuertes respaldos económicos crecer en un país como el nuestro, donde el peruano promedio no tiene gustos sofisticados y no es exigente en cuanto a diseño, es tarea fácil; pero si se tienen planes de crecimiento ambiciosos, que impliquen posicionamiento en un segmento del mercado mucho más exigente o un crecimiento internacional a largo plazo, la pobreza de las propuestas de diseño se encargará de frenar hasta las inversiones mejor financiadas.


¿Es M.bo una marca con una buena propuesta de diseño? Lo es. Es una marca que ha demostrado tener capacidad para equilibrar lo creativo con lo comercial. A pesar de no ser muy clara en la comunicación de su propuesta de diseño (decir que su estilo es "ecléctico" y que su nueva colección es "única y original", no nos deja claro el fondo de todo), su equipo creativo hace las cosas bien y eso se nota cada vez que uno visita sus tiendas. M.bo no es una marca que rompa esquemas con sus diseños, no, ese no es su objetivo, pero sí es una marca casual con una propuesta bien definida y lo suficientemente trendy como para competir tranquilamente con gigantes de la industria en un mismo espacio (recordemos que su tienda del Jockey Plaza está justo al frente de H&M).

A M.bo le gusta innovar. Siempre está pendiente de nuevos artistas para sus brand collaborations, y , como si sus colecciones propias no fueran suficientes, ofrece un línea de diseño mucho más creativa a través de su submarca M.bo by Sergio Dávila (que ya va por su segunda temporada). M.bo es una marca tecnológica, sus redes sociales son bastante activas y son parte imprescindible de sus eventos y de su estrategia de comunicación. Es una marca que vende un estilo de vida de verdad, el cual se manifiesta a través de colaboraciones con empresas como Cabify o auspicios a conciertos que le permiten hacer que sus clientes vivan una experiencia con la marca más allá de sus tiendas. 

Si a todo lo anterior le sumamos que M.bo trabaja con telas de excelente calidad (excelente es un adjetivo correctamente usado para este caso), nos daremos cuenta que estamos frente a una marca made in Peru que hace tiempo necesitábamos. Una marca ambiciosa como pocas. Una marca que, definitivamente, debería convertirse en una parada obligatoria cada vez que salimos de compras.

2 comentarios:

  1. mmmmmm discrepo, la ropa de M.Bo me parece aburrida y demasiado cara, todas las veces que los he visitado, no encontré nada que llame la atención aunque si debo admitir que es un pequeño paso y una alternativa ligeramente distinta a lo que ofrecen otras marcas locales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, a veces pensamos que una marca es "aburrida" o "muy arriesgada" solo porque no es de nuestro estilo. Posiblemente la onda de M.bo sea muy casual para tus gustos; sin embargo, dentro de este estilo, es innegable que es una de las marcas con mejores propuestas. Te recomiendo que la próxima vez que visites una de sus tiendas preguntes por la línea M.bo by Sergio Dávila o por los polos de su brand collaboration, son las líneas más creativas de la marca y esta temporada tienen propuestas bien interesantes.

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.