Remanga tus pantalones


Hace algunos años, el doblar la basta de los pantalones se impuso como una tendencia muy fuerte dentro de la moda masculina. Era una manera de darle un toque relajado, cool y con esa onda hipster necesaria -que por esos años era una tendencia fortísima- a lo que llevábamos puesto. Y de repente todo cambió. El reinado de las bastas remangadas terminó y éstas se volvieron mucho más limpias. Mantuvieron el largo a la altura de los tobillos, cual interpretación aterrizada del estilismo que instauró Thom Browne en el vestir masculino contemporáneo, pero con cero volúmenes generados a causa de haber doblado tela de más.

Sin embargo, el ciclo de vida y retorno de las tendencias, en muchos casos a un ritmo más acelerado que antes, esta temporada nos trajo de vuelta a aquella tendencia que nos invitaba a jugar con el largo de la basta de nuestros pantalones. Un retorno que responde a nuestra creciente necesidad de vernos y sentirnos cómodos y con esa imagen aparentemente despreocupada que termina por convertirse en el detalle perfecto de lo que llevamos puesto. Sí señores, doblar la basta de nuestros pantalones está de moda otra vez.

Valentino   -   Dsquared2   -   Giorgio Armani
Y es así como se usan los pantalones este verano. Rectos y completamente relajados, con una basta que descansa sobre nuestro calzado, a lo Valentino. Con la basta doblada cuidadosamente para no generar mayor volumen, casi casi desapercibida, como lo propone Dsquared2. O la versión más elegante de esta tendencia, digna de un gentleman moderno, que sugiere Giorgio Armani. Hay opciones para todos.


El problema, como en toda tendencia, surge cuando abusamos de ella o no sabemos adaptarla adecuadamente a nuestra realidad. Por ello debes tener en cuenta los siguientes tips. Primero, recuerda que esta tendencia se adapta mejor a los pantalones ceñidos (si no es el caso, y solo mientras el ancho de éstos no exceda el corte recto, puedes seguir este tutorial para adecuarlos). Segundo, ten presente que el remangar la basta de tus pantalones crea un efecto visual que acorta las piernas, lo cual no es un problema si es que eres alto, si no lo eres, es señal de que debes tener especial cuidado con el fit que eliges, cuidar de no crear mucho volumen al doblar la basta y dejar que ésta termine entre uno o dos centímetros, a lo mucho, por encima de tus zapatos. Tercero, si lo que usas son unas desert boots o unas zapatillas de cañas altas, independientemente de tu estatura, deja que la basta descanse sobre el calzado (en este caso sí puedes permitirte usar unos pantalones de corte recto remangados sin problemas). Y finalmente, a menos que por alguna extraña razón hayas terminado en la playa con tus jeans puestos, nunca te los remangues al punto que parezcan unos pantalones tipo pescador, nunca. Con dos dobleces basta y sobra.

Por último, es importante recordar que al llevar esta tendencia enfatizaremos nuestro calzado, por lo cual es vital elegirlos adecuadamente, pues son éstos los que ganarán mayor protagonismo dentro de lo que llevamos puesto.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.