Sobre el cuidado de los jeans


Dicen los expertos que los jeans no se deben lavar nunca. Chip Bergh, el CEO de Levi's, y el reconocido diseñador Tommy Hilfiger son solo algunos nombres de quienes sugieren evitar a toda costa el uso de la lavadora en nuestros jeans. ¿La razón? Lavarlos afecta considerablemente en su duración, pues los detergentes, la lavadora y la secadora maltratan al denim y aceleran de forma agresiva su proceso de envejecimiento. Además, se interrumpe su ciclo natural, pues el denim, tal como sucede con el cuero, mejora notoriamente con su uso y con el paso del tiempo, y se va adaptando al cuerpo de quien lo usa, adquiriendo una apariencia naturalmente desgastada o usada, un sex-appeal muy apreciado por la industria de la moda actual y que cada vez las marcas se esfuerzan más por imitar a través de novedosos tratamientos.


Y aunque la solución, según los expertos, se encuentre en congelarlos en vez de lavarlos (para que las bajas temperaturas eliminen las bacterias que causan el mal olor), para quienes no estamos dispuestos a abrir la refrigeradora y encontrarnos con nuestros jeans en medio de helados, carnes y cubos de hielo, tenemos unos tips básicos para lavarlos sin remordimiento alguno:

- Lávalos solo cuando sea necesario y con detergente para ropa delicada. Ten siempre en casa un quitamanchas para casos de emergencia y úsalo únicamente cuando sea necesario limpiar zonas específicas de tus jeans, así no tendrás que lavarlos completamente cuando solo se trata de manchas pequeñas. El medio ambiente te lo agradecerá.

- Evita lavarlos al seco, puede resultar muy agresivo aunque no lo parezca.

- Cuando los laves, voltéalos para prevenir que se destiñan mucho.

- Usa solo agua fría y evita la secadora. Es mejor colgarlos y no forzar su proceso de secado.

Finalmente, una vez secos, recuerda que no debes plancharlos por ningún motivo.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.