Doce tips para mejorar tus looks de oficina


Cuidar nuestra imagen personal en el trabajo no es una cuestión de vanidad. Es una forma de marketing personal que nos va a permitir comunicar quiénes somos, hacia dónde queremos llegar y qué tan en serio nos tomamos nuestro trabajo a través de nuestra indumentaria.

Es por ello que debemos saber equilibrar la forma en la que nos vestimos de acuerdo a nuestra realidad; es decir, teniendo en cuenta el cargo que ocupamos y el tipo de empresa en la que trabajamos. Aún así, existen ciertas reglas que son válidas en cualquiera de estos escenarios y que nos ayudarán a potenciar nuestra imagen personal en un ambiente laboral. Te las mostramos a continuación:


- El traje debe ser una pieza indispensable en tu armario de oficina. Pero con uno no basta. Considera como tus opciones básicas al gris oscuro, al azul marino (con o sin rayas delgadas) y al negro. 

- ¿Es verano y necesitas usar un traje? Que nunca pase por tu cabeza ponerte una camisa de mangas cortas. La única camisa apta para usarse con traje es la de mangas largas.

- Lleva el saco de tu traje cerrado siempre que te encuentres de pie, solo cuando estés sentado puedes,  y debes, tomarte la libertad de desabotonarlo completamente.

- No existe excusa alguna para aflojar la corbata cuando llevas un traje puesto, a menos que te quieras ver como un adolescente fanático de RBD.

- Opta por las correas de hebilla clásica y que no llamen la atención.

- Nunca uses zapatos de punta cuadrada. Si tienes algún par, es momento de deshacerte de él. En cambio, elige unos oxford o derby dependiendo de la situación y llévalos siempre lustrados y limpios.

- ¿Estampados? Siempre que sean en formato pequeño serán adecuados. Dile adiós a tu camisas de cuadros grandes y reemplázalas por las de cuadros pequeños y definidos (los cuadros vichy); asimismo, cambia tus corbatas de estampados grandes por las de micro patrones.

- Elimina los polos de cuello redondo o V de tu armario de oficina. Aún cuando trabajes en empresas creativas, siempre debes buscar proyectar una imagen seria y profesional. Como alternativa, para los casual friday puedes optar por los polos de piqué en colores enteros y sin logotipos grandes.

- Si usas reloj, elígelo de diseño sencillo y, de preferencia, con correa de cuero.

- No abuses del uso de accesorios. Los anillos (salvo los de matrimonio), pulseras, piercings y demás no deberían formar parte de un look de oficina; en cambio, los pisacorbatas y los gemelos sí son adecuados para situaciones en el trabajo que requieren un poco de formalidad.

- Olvídate de usar mochilas. Ya eres lo suficientemente grande para empezar a tomarte en serio los maletines o morrales. Los de cuero o materiales similares son los más adecuados para ti.

- Finalmente, recuerda que nadie está libre de las manchas en la ropa y en la oficina es inaceptable trabajar así. Lleva siempre contigo un quitamanchas portable. Te salvará la vida en más de una ocasión.u

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.