Summer basics: Náuticos


La historia de los náuticos es muy particular. Todo comenzó a inicios del siglo XX con la creciente importancia que fueron cobrando los deportes acuáticos dentro de las clases altas de la época, lo cual supuso un problema debido a que subir a la cubierta de los yates resultaba muy complicado de hacer con los zapatos tradicionales, pues las suelas no eran apropiadas para superficies resbalosas. La solución la encontró Paul Sperry en 1935 mientras paseaba a su cocker spaniel en una tarde de invierno y se percató de la facilidad con que éste mantenía la estabilidad sobre la nieve. Su curiosidad lo llevó a descubrir que el motivo de lo sucedido era la superficie estriada de las patas de su mascota. Para comprobarlo, Sperry cogió una pedazo de suela blanca y la rayó de forma simétrica con una navaja, para luego adherirlas a la suela de su zapato. ¡Y funcionó! El primer prototipo de los náuticos había visto la luz.

Ya en 1939, luego de crear el diseño final del calzado, se introdujo al mercado el modelo Top-Sider de Sperry que marcaba el inicio de una nueva era en la indumentaria casual masculina. Después vinieron las innovaciones que le permitieron estrechar sus vínculos con la sociedad de cada época, al punto de popularizarse y ofrecer un sinfín de variaciones en sus colores y detalles. Sin embargo, aquellos náuticos de cuero marrón de particular diseño, con pasadores de cuero y suelas blancas de goma con textura espigada quedaron consolidados como unos íconos necesarios en el armario de todo hombre.


¿Cómo usarlos? 
- Opta por los de cuero suave o gamuza y llévalos sin medias (o con unas no show socks).
- No te limites a su versión más clásica y elígelos también en colores vivos o aquellas versiones que combinan dos o tres colores. Y arriesga con las variaciones en sus diseños para tus looks menos clásicos.
- Combínalos con unos shorts de color entero, pantalones de algodón o denim sin efectos de desgastado, de corte slim y con el largo hasta la altura de los tobillos.
- Agréga a tu look un polo de piqué para acentuar su lado más preppy, o una camisa remangada para proyectar una imagen más smart

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.