Tengo una entrevista de trabajo, ¿qué me pongo?


Vestir adecuadamente para una entrevista de trabajo puede ser tan importante como prepararse para responder las preguntas y situaciones que se puedan presentar durante ésta. Esto sucede porque vivimos en un mundo tan competitivo en el que no somos los únicos que se esfuerzan por aprender cosas nuevas para especializarse en su rama profesional. Todos buscan conseguir lo mismo. Es por ello que cuando una empresa busca nuevo personal, es seguro que no serás el único postulante con un currículum vitae idóneo para el puesto, así que es importante diferenciarse del resto. Ten presente que de nada servirá tener un CV de lujo si tu imagen personal no demuestra que eres la persona ideal para el cargo.

Lo fundamental a la hora de vestir para una entrevista de trabajo es hacerlo de acuerdo a lo que queremos demostrar que somos, por ello existen puestos o empresas en las que podemos tomarnos ciertas licencias en nuestra vestimenta y otras en las que eso no será posible. Aún así, en la mayoría de casos, un buen terno será nuestro aliado perfecto.

Entonces, ¿qué usar? A continuación te damos algunos tips dependiendo del nivel de formalidad del puesto.


Si debes usar traje

- La talla de tu traje debe ser la adecuada. Asegúrate de que el entalle y el largo del pantalón y del saco sean los correctos.

- Los trajes de color entero y en tonalidades oscuras serán las opciones más seguras. Considera al negro, al azul marino y al gris oscuro como tus principales alternativas. Si deseas algún tipo de print, las rayas verticales bien delgadas también son adecuadas.

- La camisa más acertada será la camisa blanca, pues es la que mejor expresa la formalidad y elegancia que necesitas. Si el cargo al que postulas es muy importante, como un cargo de gerencia, no dudes en elegir una camisa que te permita llevar gemelos; si no es tu caso, una camisa clásica con botones en los puños será una buena elección. Como alternativa a la camisa blanca, las de colores pasteles pueden ser también una buena opción, sólo recuerda elegir las tonalidades que no llamen la atención en lo absoluto.

- No debes prescindir de la corbata. Lo más seguro es elegir una de color sólido. Como primera opción opta por el granate (dicen los expertos en asesoría de imagen que es un color que aporta seguridad y poder, y eso es precisamente lo que queremos transmitir), luego, considera al azul marino u otros colores oscuros como alternativas que te ayuden a transmitir mejor tu lado más profesional. Ciertos estampados en la corbata son bienvenidos siempre y cuando no resulten llamativos, es mejor si son rayas diagonales o micro patrones.

- Con respecto a los zapatos, los de tipo oxford son perfectos. Recuerda que mientras más minimalistas sean, mejor. Asegúrate de que luzcan impecables el día de la entrevista.

- Si llevas reloj, que éste sea lo más clásico posible, ten presente que menos es más.

- La correa debe ser lo más clásica posible y del mismo color que tus zapatos. Mientras ambos tengan un color y textura más parecidos, mejor.


Si no debes usar traje

- La mejor opción para la parte superior continúa siendo una camisa blanca o en tonos pasteles; sin embargo, dependerá mucho del tipo de empresa y del cargo. Para puestos creativos o empresas con un dress code menos formal, puedes inclinarte por estampados suaves, como micro patrones, rayas delgadas o cuadros vichy pequeños. 

- Si la camisa que elegiste es blanca, puedes llevar encima un cardigan de color sólido y, de preferencia, en tonos neutros u oscuros para equilibrar el nivel de formalidad (el negro, gris oscuro o azul marino funcionan muy bien). La otra opción es usar un blazer. Hazlo si buscas proyectar una imagen un poco más formal y siempre elígelo en colores oscuros o neutros y de diseño lo más clásico posible. Finalmente, y aunque implique un poco más de riesgo, no usar nada encima de la camisa puede ser una alternativa en verano para determinados puestos. Recuerda que la elección se debe realizar siempre pensando en el tipo de cargo al que postulamos.

- Con respecto al pantalón, puedes elegir entre tres opciones: los de vestir, que son los más formales, los chinos, que tienen un estilo más casual, pero planchados adecuadamente funcionan bien; y los jeans, que solo se acomodan a ciertos trabajos, generalmente a aquellos que se mueven en el área creativa, como algunos cargos dentro de las agencias de publicidad; si es tu caso, recuerda que los jeans solo son permitidos si son de color liso, de diseño clásico y en una tonalidad oscura, y que deberás equilibrar el resto de tu vestimenta con prendas que le den un poco de formalidad (por ejemplo, con una camisa blanca, un blazer y unos mocasines).

- Los zapatos pueden ser de tipo oxford, derby o mocasines, dependiendo del resto de tu look.

- En cuestión de accesorios, como maletines o clutches, nuevamente debemos recurrir a los más clásicos y sencillos.

- Evita todo aquello que distraiga la atención del entrevistador, como pulseras, piercings, anillos (excepto los de matrimonio), cadenas y otros accesorios irrelevantes.

Ten en cuenta estos tips y tu vestimenta no será un problema en tu entrevista de trabajo.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.